Historia

Época Prehispánica
Toda la extensión territorial de lo que hoy es nuestro municipio en la edad jurásica estaba cubierto por mar y este desapareció sorpresivamente dejando grandes estepas que posteriormente se convirtieron en zonas lacustres donde pastaban numerosos animales, en la comunidad de Chupaderos se han encontrado gigantescos huesos de mamut.

La región cercana a lo que hoy conocemos como Villa de Cos quedo poblada por Indígenas desnudos nómadas que procedían de la Florida Municipio de Valparaíso, Zacatecas, tribus muy pobres de Indios Básales, sin casa, sin dioses, sin cerámica siquiera. Estos Indígenas habitaron chichimequillas, quienes alían a traficar sal a estas tierras, donde se han encontrado en esta región puntas de flechas y restos de herramientas de caza.

Época Colonial
Habiéndose suscitado serias desavenencias entre algunos de los mineros de Zacatecas, el Virrey don Antonio de Mendoza a fin de poner término a ellas, envió a Zacatecas en el año de  1553 a su sobrino el franciscano fray Jerónimo de Mendoza. Este sacerdote, con cordura y acierto logro reconciliar a los referidos mineros.

Una de las más grandes desavenencias era motivada por la escasez de sal, pues estos Mineros empleaban el sistema de molienda por medio de arrastres de Tahonas movidas por bestias. Este beneficio se llamaba de patio y se usaba para la reducción de los metales azogue y sal, y algunas veces el fuego para los que llamaban “rebeldes”.

En vista de la escasez de sal, los mineros se veían obligados a usar sal tierra, muchas veces de mala calidad que producían espontáneamente algunas lagunas Salobres. Más tarde y en vista de la numerosa cantidad de Haciendas de beneficio que en Zacatecas se establecieron, el cabildo dictó un auto el  15 de Diciembre de  1562, donde ordenaba se reunieran todos los dueños de las Haciendas en la Salina Grande (más tarde llamado Villa de Cos),  a efecto de repartirles la sal. Poco después se modificó la disposición anterior prorrateando la sal entre los mineros según la importancia o las exigencias de sus Haciendas, Fray Jerónimo de Mendoza, que ya no regreso a México y aún se encontraba en Zacatecas cuando don Francisco de Ibarra inició la expedición hacia el norte, se unió a este en calidad de capellán.

Como el fraile Mendoza sabia que la escasez de la sal era uno de los grandes problemas de los mineros de Zacatecas, pidió a don Francisco lo dejara quedar en este lugar.  Al fin accedió don Francisco, y después de ordenar se quedarán con él algunos Indios que deberían construir jacales donde este sacerdote se albergara, despidiéndose cariñosamente. Algunos días después llega don Jerónimo a un pueblo de Indios que llamaban chichimequillas a cuyos pobladores predico el evangelio. Llegando a una laguna grande donde al Evaporarse las aguas dejaban gran cantidad de sal, el día  27 de septiembre de  1554.

Como el  27 de Septiembre corresponde a San Cosme pensó que este lugar debería pertenecer a Fresnillo, y le puso por nombre  ” Burgo de San Cosme “. Este lugar más tarde se llamó Villa de San Cosme, actualmente, y en Honor del patriota sacerdote Insurgente Don José Ma. Cos, se le denominó Villa de Cos.